Conócenos

Hola, soy Coralí Lecca Céspedes, ceramista y fundadora de Coraceramics.

Desde que nací estuve rodeada de las arcillas, pigmentos y esmaltes de mi madre, Sonia Céspedes Rossel, ceramista desde hace más de 40 años, cuyo taller siempre estuvo dentro de la casa. Contrario a lo que se imaginaría, mi interés por la cerámica no nació desde pequeña, sino todo lo contrario, mis intereses se inclinaron más hacia la música, la fotografía y lo audiovisual. Tal es así que estudié ingeniería de sonido y luego ejercí durante 13 años la edición de video y animación de gráficas, de donde aprendí muchísimas cosas que hoy aplico en el mundo de la cerámica.

Después de trabajar durante tantos años frente la computadora, tenía muchas ganas de cambiar de rubro y hacer algo con mis manos, inclusive fantaseaba en tener mi propia cafetería y hacer mi propio pan, pero no se me pasaba por la mente lo que la vida tenía guardado para mi.

En el año 2014, tras haber estado un año fuera del país, volví a Lima y justo mi madre, que tenía una tienda de cerámica en una feria anual de diseño, me pidió ayudarla mientras me reinsertaba en lo laboral, así que yo acepté feliz. Tuve que aprender sobre el proceso de su trabajo y a medida que fueron pasando las semanas, me interesaba más y más, tanto así que le pedí ser su alumna en sus clases de cerámica y ella me recibió feliz!

A medida que iba pasando el tiempo, me emocionaba con todo lo que podía crear y sobre todo con lo feliz que me sentía al trabajar con ese material y todas las posibilidades de creación que existían. Fue así como jugando que decidí crear el instagram de @Coraceramics "Aventuras de una aprendiz de la cerámica" que era una bitácora de mis creaciones en clases.

Y así, a medida que fui aprendiendo a través de las enseñanzas de mi madre, pasé a trabajar para ella y a formar parte del staff de producción de su taller y, en paralelo, tenía mis momentos de creación como Coraceramics.

Un día, me escribió una amiga que estaba abriendo su tienda de plantas a decirme que querían comprarme mis piezas y yo sorprendida, no lo podía creer! "¿En serio quieren comprarlas?" - "Claro que sí!" - me dijeron y ahí comenzó una aventura que me ha traído hasta aquí, en la que sólo siento un profundo agradecimiento a cada persona y situación que me ha hecho aprender y crecer a lo largo de este camino.

Un tiempo después, me independicé como taller y marca y formé mi equipo, que son como mi familia, y fui aprendiendo sobre cómo llevar un emprendimiento y todas las tareas y responsabilidades que eso implica y que hoy lo siento como parte de la construcción de mi sueño en el día a día.
¿Quién se imaginaría el camino que se me abriría al poner mis manos sobre la arcilla? y que hoy es, en definitiva, el camino de mi vida.

Coraceramics nace del amor a la cerámica, a la familia, de la curiosidad y fascinación que despierta la transformación de un material a una pieza que te acompañará para toda la vida.

Coralí Lecca Céspedes,

Coraceramics somos Coralí, Miguelito, Cristi, Jesús, Isi y Dani.
Detrás de la cámara: Megumi Watanabe, Augusto Escribens y Coralí Lecca.
 
Psdt: Si llegaste hasta aquí y también quieres sumergirte en el mundo de la cerámica, puedes inscribirte en algunos de los talleres haciendo click aquí.